¿Por qué me enamoré?

Fue un deseo innato en mi persona y siempre busqué en una chica en específico.

Fue difícil que fuese correspondido, ya que el amor verdadero es utopía aún,

utopía aún para los que dicen llamarse cristianos y realmente no lo demuestran.

El amor verdadero jamás daña a nadie y jamás provoca desorden alguno,

aún ni la mujer pequeña que amo lo ha entendido solo se fija en ingratos.

Me diría: “Y a ti que te importa eso, yo nunca quise fijarme en ti.”

Yo le respondería: “Eso que dices es relativamente cierto.”

Me diría: “El hombre que busco debe complacerme.”

Yo le respondería: “¿En qué asuntos?”

Me diría: “hmm., en comprarme todo lo que quiera.”

Yo le respondería: “Fácil decirlo, pero que importa más ¿el dinero o el amor?”

Me diría: “Lo último por supuesto.”

Yo le respondería: “Entonces ¿Por qué la complacencia se traduce en dinero?

Me diría: “Pues así se muestra el hombre que me ama.”

Yo le respondería: “Y qué tal si no es adinerado, y es más pobre que ti.”

Me diría: “Bueno… hasta aquí la conversación.”

Yo le respondería: “Esta bien.”

Amor es más que dinero,

más que oro y plata,

y diamantes…



Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s