Dulce soledad

Me encuentro expectante de lo que seguramente no pasará. No puedo confesar de que se trata, puedo decir que tiene que ver con la palabra llamada soledad. No se trata de una persona de la cual me deja recuerdos de una adolescencia un tanto loca, sino de un presente contínuo que he ido viviendo en los ultimos años, respecto a llenar “el segundo vacío” que debo ocupar en la vida, pues el primero ha sido lleno. Lo único es que debo tener paciencia para las cosas que el sistema imperante me impusa a entederlas de forma equivocada.

El amor debe esperar y como lo habrá dicho un rey muy sabio en la Antigüedad, es mejor no despertar el amor luego, lo mejor es dejarlo dormir. Bueno, esa es la idea, no es la frase textual, es decir, lo que originalmente dice la frase de esta persona. Aprender la sabiduría de ese rey, en la materia que quiero especializarme no es cosa fácil. No le fué difícil entender a su primera mujer, la cual amó como a sí mismo.

La persona en que tanto pienso ha de estar durmiendo y probablemente soñando, pero no lo sé, solo el Creador lo conoce. Si ella pudiera leer esto yo le dijiese que le deseo lo mejor en su vida y que no se “agüite” por nada de la vida, pues el amor que busca jamás lo encontrará.

Que viva M.A.I.F.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Confesiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s